abril 18, 2009

FrAgOr



Un día decidí que debía sentarme a escuchar el Silencio... el día llegó y él habló y habló por horas y horas, me miraba, luego miraba el infinito que se nos adelantaba... sofocado, incluso, desesperado, me envolvió con su sombra dejándome un amargo dulzor en el cuerpo, en los labios y en la boca... Se me apagó la luz y me entregué a sus brazos... El tiempo se marchó dejando entre nosotros graves estragos... Salió después el Sol, nos sorprendió aún abrazados, fundidos en uno solo... fue entonces cuando el fragor de aquel encuentro se escuchó de cerca y a lo lejos.


Me sedujo, me indujo a olvidarme... y primero nos miramos, después nos tocamos, hasta que por fin nuestros cuerpos se entrelazaron... y yacíamos, el Silencio y yo en el mismo lecho, un lecho improvisado: de memorias y remembranzas, de llanto y nostalgia... él creía que seríamos, más descubrí que desde ese momento, no sería ya la misma... el silencio no tenía lugar en mis adentros... se lo dije entonces, petrificado me miró -ya no con amor sino con rabia- y dijo: "aún así, te acompañaré, seré tu silente compañero, no me notarás aunque ande a tu lado y de tu mano, no me reconocerás pese a que vaya rodeando con mis brazos tu cuerpo y tu cintura". Luego se quedó callado, el Silencio no volvió a producir un ruido, nada, ni siquiera algo parecido a un lastimoso gemido...


Desde entonces hasta ahora me visto cada día con los sonidos, las voces, los gritos y los suspiros... con el susurro del viento, con la opacidad de las gotas de lluvia que suenan al caer y estrellarse valerosas contra la ventana... me embeleso con el murmullo de la tierra y el crujir del fuego... me cubro diariamente con una sinfonía porque el clamor del Silencio se escucha, resuena en mi cabeza, en mi piel, en los huesos... y cualquier noche puedo extrañarle tanto como para perderme con él, en él, sin miramientos, perdidos nuevamente en el tiempo y en la cama...

(Por que sé que nos recuerdas: me habitas)

2 comentarios:

forevereverdm dijo...

Lo que escribes tiene un "no se que" que irremediablemente me hace esperar a ver que mas has escrito...

Yuejö dijo...

que onda ale, chido tu blog, espero te des una vuelta por el mio

atte

ugo